Comprender el estrés y el dolor de garganta

Comprender el estrés y el dolor de garganta

El estrés implica la respuesta física y emocional a la presión o amenaza. Puede tener muchos efectos en la salud, incluido el aumento de la tensión muscular que puede causar dolor de cuello. El dolor de cuello es una de las quejas más comunes que la gente trae a su médico. En 2019, ocurrió en 27 de cada 1.000 personas.

En este artículo, discutiremos la relación entre el estrés y el dolor de cuello y cómo una condición afecta el diagnóstico y tratamiento de la otra.

La relación entre el estrés y el dolor de garganta

El dolor de cuello puede ser causado por una variedad de factores, incluido el estrés. Cuando las personas están estresadas, a menudo tensan los músculos, incluidos los del cuello. Esto puede causar dolor y rigidez en el cuello y otras partes del cuerpo.

El estrés también puede afectar la forma en que las personas lidian con el dolor. Los investigadores creen que el estrés puede hacer que algo conocido como distante hiperalgesialo que hace que las personas sean más sensibles al dolor.

Los factores psicológicos como el estrés son algunos de los factores de riesgo asociados con el dolor de cuello. Otros factores de riesgo comunes son la ansiedad, el escaso apoyo social y la depresión.

Otros factores que pueden aumentar la probabilidad de que una persona con ansiedad desarrolle dolor de cuello incluyen:

  • Incomodidad al trabajar en una computadora o usar un teléfono inteligente
  • Rechinar los dientes
  • Accidentes automovilísticos u otras lesiones.
  • Otras enfermedades como la artritis reumatoide o la artritis reumatoide

El estrés a menudo se asocia con el dolor, y los estudios han demostrado que las personas que informan sentirse estresadas tienen un mayor riesgo de desarrollar dolor de cuello.

Complicaciones del estrés y dolor de garganta

El estrés puede causar otros problemas de salud además del dolor de cuello. Las enfermedades relacionadas con el estrés incluyen la obesidad, la diabetes, la presión arterial alta y las enfermedades del corazón.

Además, el estrés puede empeorar otras condiciones e interferir con el proceso de tratamiento. Por ejemplo, el estrés puede aumentar la tensión muscular e interferir con la efectividad de ciertos medicamentos o drogas.

Las complicaciones del dolor de cuello pueden incluir dolores de cabeza, fatiga y dificultad para dormir. En casos severos, el dolor de cuello también puede causar temblores o debilidad en los brazos, cambios en la visión y problemas de equilibrio.

El estrés también puede tener un efecto perjudicial en el tratamiento del dolor de cuello. Por ejemplo, si alguien está luchando contra la ansiedad, es posible que no siga la prescripción médica para recibir tratamiento. También pueden tener dificultad para relajarse y experimentar un dolor intenso debido a la rigidez muscular.

Hora de ver a un médico

Si tiene dolor de cuello, es importante que consulte a un médico. El dolor puede ser causado por el estrés, pero también puede ser un síntoma de otras enfermedades. Consulte a su médico si tiene otros síntomas inusuales, como cambios en la visión, temblores o debilidad en los brazos, o problemas con su cuerpo. Estos síntomas pueden deberse a complicaciones del dolor de cuello o pueden ser síntomas de un problema más grave.

Diagnóstico de Estrés y Dolor de Garganta

El dolor de cuello se puede diagnosticar mediante un examen físico y haciendo preguntas sobre el historial médico de la persona. El médico puede preguntar sobre el tamaño y la duración del dolor. También le preguntarán acerca de otros letreros disponibles.

Su médico también puede ordenar pruebas de imagen, como una tomografía computarizada o una resonancia magnética, para determinar la causa de su dolor de cuello. Estas pruebas pueden ayudar a identificar cualquier problema estructural o lesión que afecte el cuello.

También debe hablar con su médico si tiene problemas para lidiar con su ansiedad. El estrés no es un problema de salud común, pero a veces puede estar relacionado con otras afecciones, como la ansiedad o la depresión.

Tales cosas se encuentran utilizando el «Manual de Diagnóstico y Estadística de los Trastornos Mentales» (DSM-5-TR). Este manual es publicado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría y es utilizado por médicos, psiquiatras y otros profesionales de la salud para diagnosticar enfermedades mentales.

Autoevaluación para la depresión

Si está experimentando estrés severo, hay varias señales que debe buscar. Esto incluye:

Tratamiento para el estrés y el dolor de garganta

No existe un tratamiento único para el estrés y el dolor de cuello. Sin embargo, hay algunos consejos que pueden ayudar.

Medicamento

Si el dolor de cuello es intenso, el médico puede recetar medicamentos para aliviar el dolor. Estos medicamentos pueden incluir analgésicos de venta libre, como ibuprofeno o paracetamol, o medicamentos recetados, como antiinflamatorios, corticosteroides y relajantes musculares.

Al tomar este medicamento, es importante seguir siempre las instrucciones de su médico. No tome más de la dosis recomendada, lo que puede causar una enfermedad grave.

Psicoterapia

La ayuda y el asesoramiento pueden ser útiles para las personas que luchan por resolver sus problemas. Estos medicamentos pueden ayudar a las personas a aprender cómo lidiar con el estrés de mejores maneras y vivir una vida mejor.

Algunos tipos de medicamentos que pueden ser útiles incluyen:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC): Este método consiste en identificar los pensamientos negativos que provocan o aumentan el estrés. Cuando una persona aprende a reconocer estos pensamientos, puede aprender a reemplazarlos y comenzar a pensar con comportamientos positivos y útiles.
  • Reducción del estrés basada en la atención plena (MBSR): Esta terapia utiliza técnicas de relajación como la meditación, la atención plena y el yoga para ayudar a las personas a sobrellevar el estrés.
  • apoyo visible: Esta técnica, que a menudo se usa para tratar la ansiedad y los ataques de pánico, puede ser útil si tiende a lidiar con su ansiedad evitando las cosas que la desencadenan. Al exponerse gradualmente a cosas que generalmente causan estrés, se acostumbrará a ellas con el tiempo y experimentará menos estrés.

Lidiando con el Estrés y el Dolor de Garganta

Hay varias formas en que las personas pueden reducir el estrés por su cuenta. A continuación se enumeran algunos consejos de cuidado personal que pueden ser útiles.

Cambiando Nuestras Vidas

  • Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio puede mejorar su estado de ánimo y ayudar a reducir el estrés. También puede ayudar a fortalecer los músculos del cuello.
  • Practica técnicas de relajación.: Las técnicas de relajación, como la relajación muscular lenta y la respiración profunda, pueden ayudar a reducir el estrés y la tensión muscular.
  • Come comida saludable: Comer una dieta saludable puede ayudar a mantener una buena salud y reducir el estrés.
  • Dormir lo suficiente: La falta de sueño puede ser una fuente importante de estrés, y asegurarse de descansar lo suficiente puede ayudar a reducir el estrés y mejorar su capacidad para lidiar con los problemas cotidianos.

Consulte a su médico si no ve ninguna mejora en sus síntomas después de probar estos consejos. El médico puede recomendar medicamentos o medicamentos adicionales que pueden ayudar a aliviar el dolor de cuello.

Grupos de apoyo

Los grupos de apoyo pueden ser una herramienta importante para las personas que luchan contra la depresión. Estos grupos pueden proporcionar un lugar seguro para que las personas compartan sus experiencias y se conecten con otras personas que están pasando por lo mismo. Esto puede ser útil para las personas que se sienten solas o solas.

Los grupos de apoyo también pueden brindarle consejos y apoyo útiles. Las personas en grupos de apoyo pueden compartir consejos sobre cómo sobrellevar el estrés, sobrellevar el estrés y lidiar con la depresión. Esto puede ser útil para las personas que tienen problemas graves.

Finalmente, los grupos de apoyo pueden brindar un sentido de comunidad y conexión, lo cual es especialmente importante para las personas que se sienten solas o aisladas. Puede ser reconfortante saber que otros entienden por lo que está pasando y están allí para ayudarlo.

Es importante buscar ayuda para el estrés y el dolor de cuello si afecta su calidad de vida. Trabajar con su médico para abordar estos problemas puede ayudarlo a aliviar sus síntomas y mejorar su salud.

Resumen

El dolor de cuello y el estrés comparten un vínculo común porque ambos son causados ​​por diferentes factores que pueden provocar estrés e inflamación. El dolor de cuello puede ser causado por estrés y el estrés puede ser causado por dolor de cuello. Esto crea una situación en la que los dos problemas se retroalimentan.

El tratamiento del dolor de cuello y el estrés es importante para reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida. Hay muchas formas diferentes de tratar estas afecciones, incluidos medicamentos, terapia y consejos para el cuidado personal. Los grupos de apoyo también pueden ser útiles para las personas que luchan contra la ansiedad.

Cita de Verywell

Si experimenta dolor de cuello, es importante considerar cómo el estrés puede causar sus síntomas. Encontrar buenas formas de aliviar el estrés puede ayudar a aliviar la tensión muscular que causa el dolor de cuello y otros problemas de salud. Si ha estado usando antidepresivos pero no ha podido obtener suficiente alivio, hable con su médico. Pueden evaluar su condición física, descartar otras posibles causas de su dolor de cuello y recetar medicamentos que pueden ayudar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.