¿Puede el estrés causar diabetes?

¿Puede el estrés causar diabetes?

El estrés es un fenómeno natural que puede tener una variedad de efectos físicos y psicológicos, incluido un nivel alto de azúcar en la sangre. El estrés por sí solo no causa diabetes, pero existe cierta evidencia de que el estrés alto y crónico puede aumentar el riesgo de desarrollar la afección.

La ansiedad también puede dificultar el control de la diabetes, y tener diabetes puede reducir la ansiedad.

En este artículo, discutiremos el vínculo entre la depresión y la diabetes y cómo una condición afecta el diagnóstico y tratamiento de la otra.

La relación entre la depresión y la diabetes

Una revisión encontró que las personas que sufren de depresión tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes. Los factores estresantes asociados con un mayor riesgo de diabetes incluyen:

  • Enfado
  • Depresión
  • Problemas para dormir
  • Las dificultades de la vida
  • Eventos trágicos
  • Estrés laboral

Hay varias explicaciones diferentes para esta conexión, que se explican a continuación.

hormonas

El estrés provoca la liberación de las hormonas adrenalina y cortisol, lo que puede provocar un aumento del azúcar en la sangre. La evidencia sugiere que el estrés percibido es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2.

Cosas vivas

Además de los efectos neuroendocrinos directos del estrés sobre el aumento del riesgo de diabetes, los altos niveles de estrés también pueden estar directamente relacionados con la aparición de la diabetes. Las personas con altos niveles de estrés también pueden tener otros comportamientos relacionados con la diabetes, como comer alimentos poco saludables, beber demasiado alcohol y fumar.

Por ejemplo, la investigación muestra que las personas que están estresadas tienen menos probabilidades de hacer ejercicio regularmente, lo que aumenta el riesgo de obesidad y otros problemas metabólicos.

Otros factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar diabetes incluyen:

  • Años
  • Historia familiar
  • Diabetes gestacional
  • Alta presión sanguínea
  • La inactividad física
  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP)
  • Raza o etnia
  • Peso

Para las personas con diabetes, los primeros días de aprender a manejar la enfermedad pueden ser muy difíciles. Prestar mucha atención a lo que come, controlar su nivel de azúcar en la sangre y administrarse inyecciones de insulina puede ser difícil y provocar estrés.

Complicaciones de la depresión y la diabetes

Para las personas que ya tienen diabetes, la liberación de hormonas del estrés puede causar fluctuaciones en el azúcar en la sangre que empeoran la condición. El estrés puede ser una causa de niveles altos y bajos de azúcar en la sangre.

Es importante tener en cuenta que incluso el estrés «bueno» puede causar niveles altos de azúcar en la sangre. El estrés mental y físico, como el estrés relacionado con el trabajo o una enfermedad, puede causar ansiedad. Pero incluso las experiencias positivas o divertidas, como subirse a una montaña rusa o ganar un premio, pueden causar estrés en la mente y el cuerpo.

La depresión también puede interferir con otros resultados relacionados con la diabetes. Por ejemplo, las personas que tienen altos niveles de estrés tienden a tener mala salud mental y física.

Además, la investigación muestra que las personas que experimentan estrés crónico y carecen de habilidades de afrontamiento tienen menos probabilidades de desarrollar diabetes. Esto también puede aumentar el riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes, como enfermedades cardíacas, renales, daño a los nervios y problemas en los pies.

Hora de ver a un médico

Hable con su médico si experimenta un aumento de la sed, la micción y la fatiga, o si nota cambios repentinos en el nivel de azúcar en la sangre, ya que estos pueden ser signos de diabetes. Debe llamar al 911 o ir a la sala de emergencias si experimenta síntomas como confusión, mareos, desorientación o desmayo.

Diagnóstico de depresión y diabetes

Si sufre de diabetes y cree que el estrés puede estar causando su problema, intente identificar qué es lo que le molesta y encuentre formas de lidiar con eso. Hable con su médico si su nivel de azúcar en la sangre continúa fluctuando o si tiene dificultades para controlar la diabetes.

También debe hablar con su médico si le resulta difícil controlar su ansiedad. La depresión no es un trastorno mental, pero puede estar asociada con condiciones de salud mental como la ansiedad o la depresión que pueden causar otros síntomas.

La investigación también muestra que el estrés, la depresión y la diabetes pueden estar relacionados.

Autoevaluación para la depresión

Una forma de saber si el estrés está afectando su salud es evaluándose a sí mismo. Hágase las siguientes preguntas sobre el estrés que siente:

  • ¿A menudo te sientes frustrado por eventos inesperados?
  • ¿Se ha sentido ansioso, preocupado o asustado recientemente?
  • ¿A menudo sientes que no tienes control sobre los eventos de tu vida?
  • ¿Ha tenido una experiencia reciente en la que sintió que no podía manejar todo lo que sucedía en su vida?
  • ¿Luchas para hacer frente a los desafíos diarios y las frustraciones de la vida?

Si respondió ‘sí’ a muchas o la mayoría de estas preguntas, podría ser una señal de que su nivel de estrés es alto. Encontrar maneras de reducir su estrés y manejarlo de manera efectiva puede ser una forma importante de proteger su salud y su mente.

También puede utilizar la escala de gravedad de los síntomas de estrés agudo de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría. para comprender mejor la gravedad de la crisis actual.

Tratamiento para la depresión y la diabetes

Si tiene diabetes, es importante reducir la cantidad de azúcar en la sangre. Esto puede requerir comer una dieta diferente, hacer ejercicio y tomar medicamentos. Trabaje con su médico para desarrollar un plan de tratamiento que satisfaga sus necesidades.

El uso de estrategias para reducir el estrés también es importante para el control exitoso de la diabetes. No existe una solución única para el estrés, pero otros métodos pueden ayudar, incluido el ejercicio, las técnicas de relajación (como el yoga o la meditación) y el asesoramiento.

Medicamento

No existen medicamentos aprobados para tratar la depresión, pero algunos medicamentos pueden ayudar a aliviar la ansiedad o la depresión. Estos incluyen antidepresivos, medicamentos contra la ansiedad y bloqueadores beta.

Los medicamentos que se pueden usar para tratar la diabetes incluyen insulina, metformina, sulfonilureas y tiazolidinedionas.

Es importante hablar con su médico antes de comenzar cualquier medicamento, ya que puede causar problemas e interactuar con otros medicamentos que esté tomando.

Psicoterapia

La terapia de conversación, también llamada psicoterapia, es otra forma de tratar la depresión. Este tipo de terapia puede ayudarlo a identificar y cambiar los pensamientos y comportamientos negativos. También puede proporcionar apoyo y orientación cuando se trata de depresión.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es otro tipo de terapia de conversación que puede ser particularmente útil para mejorar las habilidades de afrontamiento. La TCC se enfoca en la relación entre sus pensamientos, sentimientos y comportamiento. Esta terapia puede ayudarlo a aprender cómo cambiar los pensamientos negativos y desarrollar habilidades de afrontamiento.

Si tiene diabetes, es importante trabajar con un médico que tenga conocimientos sobre la enfermedad y cómo el estrés puede afectarla. La terapia puede ayudarlo a controlar los síntomas de la depresión y mejorar su diabetes.

Lidiando con la Depresión y la Diabetes

Hay una serie de cosas que las personas pueden hacer para controlar el estrés y reducir el riesgo de desarrollar diabetes o controlar los síntomas de la depresión si tienen diabetes. Otras formas de reducir el estrés que pueden ser útiles incluyen las siguientes.

Cambiando Nuestras Vidas

  • Ejercicio físico: El ejercicio puede ayudar a reducir el estrés y mejorar su salud. También puede ayudarlo a controlar la diabetes al reducir los niveles de azúcar en la sangre y mejorar la sensibilidad a la insulina.
  • Maneras de relajarse: Las actividades como el yoga, la meditación y la respiración profunda pueden ayudarlo a relajarse y controlar el estrés.
  • Comer bien: Una dieta saludable puede ayudar a reducir el estrés y mantener una buena salud.

Si tiene diabetes, es importante llevar una dieta saludable que incluya alimentos que ayuden a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Esto puede incluir frutas, verduras, cereales integrales y proteínas magras.

También es importante limitar o evitar los alimentos procesados, las bebidas azucaradas y el alcohol. Estas cosas pueden causar niveles altos de azúcar en la sangre y aumentar el aumento de peso.

Grupos de apoyo

Si tiene diabetes, considere unirse a un grupo de apoyo. Esto puede brindarle apoyo social y emocional mientras maneja su enfermedad. También hay foros en línea y salas de chat que pueden conectarlo con otras personas que están pasando por problemas similares.

Resumen

La depresión y la diabetes están vinculadas de varias maneras. La depresión puede conducir a la diabetes, y a las personas con diabetes les resulta difícil controlar sus síntomas cuando están deprimidas. Si cree que el estrés puede causar diabetes, hable con su médico. Juntos, pueden crear un plan de tratamiento que satisfaga sus necesidades.

Cita de Verywell

Varios factores, como los antecedentes familiares, el ejercicio, el peso y la edad, pueden conducir a la diabetes tipo 2. El estrés también puede aumentar su riesgo, directa o indirectamente.

Encontrar formas de reducir y controlar el estrés puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes. También puede ayudarlo a controlar su nivel de azúcar en la sangre si tiene diabetes.

Busque formas de reducir el estrés y hable con su médico si le preocupa que pueda tener síntomas de diabetes. El tratamiento puede ayudarlo a manejar su problema y reducir el riesgo de complicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.