¿Qué es un Hospital Psiquiátrico?

¿Qué es un Hospital Psiquiátrico?

¿Qué es un Hospital Psiquiátrico?

Un hospital psiquiátrico, también conocido como hospital psiquiátrico, es una instalación que brinda tratamiento especializado a pacientes con enfermedades mentales.

Los hospitales psiquiátricos a menudo brindan tratamiento y apoyo a personas con enfermedades mentales graves.

Según el Instituto Nacional de Salud Mental, una enfermedad mental grave es una condición mental, emocional o conductual que hace que una persona se vea gravemente perturbada en su vida y actividades diarias. Estos pueden incluir el trastorno depresivo mayor, la esquizofrenia, el trastorno bipolar, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Historia de los hospitales psiquiátricos

Las instalaciones médicas de hoy son muy diferentes de los equipos del pasado. En el pasado, se hacía referencia a esos lugares con nombres como «manicomios para locos» o «manicomios para locos», que reflejaban el estigma asociado a las enfermedades mentales en ese momento.

El primer hospital psiquiátrico fue el Eastern State Hospital en Williamsburg, Virginia, que se estableció en 1768. El siglo XIX fue una época de atención de salud mental institucionalizada. Para el cambio de siglo, todos los estados de los EE. UU. tenían uno o más hospitales psiquiátricos.

Los hospitales psiquiátricos en los EE. UU. han cambiado drásticamente desde su creación. La instalación original era un lugar para mantener a los enfermos mentales fuera de la vista y en el olvido. Esto continuó en el siglo XX, con un estimado de 560.000 personas viviendo en hospitales psiquiátricos en 1955.

Durante la década de 1800, reformadores como Dorthea Dix desempeñaron un papel importante en la promoción de la salud mental. En lugar de ser una institución mental, los hospitales de hoy se enfocan en brindar atención y apoyo a las personas con enfermedades mentales.

Tipos de hospitales psiquiátricos

El término «hospital psiquiátrico» se utiliza a menudo para referirse a un hospital psiquiátrico o sala psiquiátrica.

  • hospitales psiquiátricos: Este hospital se centra en el tratamiento psiquiátrico. Estos centros cuentan con psiquiatras, otros médicos, enfermeras y otros profesionales médicos.
  • barrios locos: Una sala de psiquiatría o sala de salud es un hospital especializado que brinda atención de salud mental.

Hay otras instalaciones de salud mental que ofrecen tratamiento y servicios psiquiátricos limitados o limitados. Esto incluye:

  • Clínicas ambulatorias o de día: Estos hospitales brindan atención médica, tratamiento y capacitación en habilidades de forma ambulatoria. Las personas permanecen allí parte o todo el día y regresan a sus hogares por la noche. Se pueden usar para salir del hospital, pero algunas pruebas sugieren que pueden ser útiles cuando se usan en un entorno de hospitalización en algunos casos.
  • apoyo residencial: Este centro brinda atención médica a largo plazo. Es un centro de atención médica que se puede utilizar para tratar problemas de comportamiento, trastornos mentales y abuso de sustancias.

El tratamiento hospitalario es un tratamiento de alta calidad diseñado para tratar los síntomas graves. La atención domiciliaria puede proporcionar atención domiciliaria y, a menudo, es una transición de la atención residencial. La atención ambulatoria es una atención limitada en la que las personas reciben ayuda si la necesitan, pero aún tienen su vida personal y profesional fuera de la atención.

El tipo de instalación que necesita una persona a menudo depende del nivel de atención que necesita.

Motivos de ingreso en un hospital psiquiátrico

Las razones por las que una persona puede ser admitida en un hospital psiquiátrico incluyen:

  • Tener síntomas de psicosis
  • Tener síntomas de manía
  • Pensamientos suicidas o pensamientos suicidas
  • Incapacidad para realizar actividades diarias como comer, bañarse o dormir
  • Lidiar con pensamientos que lastiman a otros
  • Hacer cosas que ponen en peligro a una persona o a otras personas

En algunos casos, la admisión a un hospital psiquiátrico ocurre cuando hay un cambio significativo en la medicación o el tratamiento de alguien que sería disruptivo e inseguro sin supervisión en este momento.

Los procedimientos de admisión a los hospitales psiquiátricos pueden variar según la ubicación. Las admisiones son voluntarias o involuntarias en algunos casos, según los síntomas del individuo y una evaluación psiquiátrica realizada por un psiquiatra.

La admisión puede comenzar en el departamento de urgencias de un hospital general. Los proveedores de atención médica pueden derivar a una persona a un hospital psiquiátrico para una evaluación y tratamiento adicionales si la persona tiene un problema de salud mental grave.

En algunos casos, una persona puede ir voluntariamente a un centro de salud mental para una evaluación. Si el proveedor de atención médica considera que la persona se beneficiaría de la hospitalización, la persona puede firmar un formulario de consentimiento para dar su consentimiento para la hospitalización.

A veces las personas son admitidas en hospitales psiquiátricos indiscriminadamente. Las admisiones accidentales pueden ocurrir si:

  • La persona se convierte en un peligro para sí misma o para los demás.
  • Si no pueden ganarse la vida
  • Existe riesgo de daño a su salud mental si no reciben tratamiento

El período de tiempo que una persona puede ser recluida voluntariamente y quién puede solicitar actuar en contra de su voluntad varía según la ley estatal.

Efectos de los hospitales psiquiátricos

La psiquiatría puede desempeñar un papel importante en la atención de la salud mental de las personas con enfermedades mentales graves. Un estudio encontró que el tratamiento residencial y la rehabilitación comunitaria redujeron la necesidad de atención de salud mental a largo plazo.

Para muchas personas, una estancia en un hospital psiquiátrico proporciona un período de estabilidad y cuidados intensivos que les ayuda a volver al trabajo. Aunque los objetivos varían de una persona a otra y de una situación a otra, el tratamiento a menudo incluye brindar un entorno seguro, tratar los síntomas graves con medicamentos y psicoterapia, y coordinar una mayor atención ambulatoria.

Posibles complicaciones

Aunque los centros de salud mental pueden proporcionar un tratamiento eficaz para las personas con enfermedades mentales graves o depresión grave, no son la opción adecuada para todas las personas o situaciones. Algunas de las posibles complicaciones incluyen:

Precio

La hospitalización es costosa. Aunque los seguros o los programas gubernamentales pueden proporcionar fondos para la atención de la salud mental, para muchas personas el costo puede ser una barrera para recibir tratamiento.

Falta de alguna manera

Aceptación

El concepto de atención médica informal se ha convertido en un tema candente. Algunos críticos también han negado la existencia de cualquier tipo de inducción intencional a una institución mental.

Riesgos poshospitalarios

La transición a la atención ambulatoria también puede ser difícil, especialmente si la atención disponible es limitada. Otro estudio encontró que la primera vez después de salir de un hospital psiquiátrico tiene un mayor riesgo de suicidio, especialmente entre las personas con síntomas depresivos mayores.

Debido al aumento del riesgo, las personas necesitan el apoyo constante de amigos, familiares, proveedores de medicamentos para dormir y médicos. Visitar a la persona en su casa, si es posible, puede ayudar a reducir el riesgo de suicidio después de la hospitalización.

Otras opciones pueden ser útiles

Aunque los hospitales psiquiátricos pueden brindar la atención necesaria, algunos críticos han señalado la falta de pruebas concluyentes de que la clínica sea más eficaz que otras formas de tratamiento. Un estudio, por ejemplo, encontró que en algunos resultados, los hospitales de día psiquiátricos agudos eran tan efectivos como los hospitales de diabetes.

Sin embargo, existe evidencia de que la atención residencial puede ayudar de manera efectiva a las personas con enfermedades mentales graves y reducir de manera efectiva los costos de la atención a largo plazo para las personas con esta afección.

La duración promedio de la estadía en un hospital psiquiátrico en los Estados Unidos es de aproximadamente 10 días, aunque la duración de la estadía puede variar ampliamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.